Adif invertirá más de 11,8 millones de euros en el mantenimiento de los Centros de Regulación y Control de alta velocidad

El Consejo de Administración de Adif ha aprobado en su última reunión la adjudicación, por importe de 11.851.157 euros (IVA incluido), del contrato de servicios para el mantenimiento y soporte de los sistemas de gestión centralizada de los Centros de Regulación y Control (CRC) de Madrid, Antequera, Albacete, Zaragoza y Segovia.

Estos CRC son los responsables de la gestión, supervisión y regulación del tráfico ferroviario de las líneas: Madrid-Sevilla, La Sagra-Toledo, Córdoba-Málaga, Madrid-Levante, Ourense-Santiago, Madrid-Valladolid y Madrid-Barcelona-frontera francesa.

El contrato, adjudicado a la empresa Indra Sistemas por un periodo de 24 meses, engloba el mantenimiento tanto preventivo como correctivo de los sistemas de gestión centralizada, necesarios para asegurar la disponibilidad y fiabilidad de los sistemas que intervienen en la actividad de los CRC.

 

De esta manera, son objeto de mantenimiento los equipamientos, sistemas y entornos informáticos instalados tanto en los CRC como en los Puestos Regionales de Operación (PRO), edificios técnicos de líneas de alta velocidad y estaciones.

ANEXO

 

Los Centros de Regulación y Control de alta velocidad

 

La red de alta velocidad española dispone de avanzados Centros de Regulación y Control (CRC) encargados de la explotación y el seguimiento de los trenes con un enfoque innovador que integra todos los sistemas de información necesarios para la gestión de la red.

 

Los CRC dirigen y coordinan las circulaciones en tiempo real, siguiendo un plan de transporte definido, cumpliendo los índices de seguridad y puntualidad exigidos, y permitiendo una respuesta inmediata ante las posibles incidencias.

 

En la actualidad existen cinco CRC para alta velocidad. El CRC Puerta de Atocha, que ejerce de centro neurálgico para toda España; el CRC Gutiérrez Soto, ubicado en Zaragoza, para la LAV Madrid-Barcelona-frontera francesa; un tercero situado en Antequera para el seguimiento de la línea Córdoba-Málaga; el CRC ubicado en Albacete para gobernar la LAV Madrid-Cuenca-Albacete-Valencia/Alicante y, por último, el ubicado en Segovia para el trayecto Madrid Chamartín-Valladolid, como respaldo del CRC Puerta de Atocha.

 

Estos CRC suponen una respuesta a las necesidades de la gestión del tráfico de alta velocidad, que se han concretado en el desarrollo de la Plataforma Integradora de Tráfico Ferroviario Da Vinci, de diseño español y propiedad intelectual de Adif.

 

Da Vinci supone la creación de un entorno ferroviario orientado hacia la supervisión integral de los procesos, sistemas y usuarios, agrupando todos los subsistemas antes independientes.

 

De este modo, la señalización, electrificación, comunicaciones, información al viajero, energía y seguimiento son centralizados por la plataforma para que crucen e intercambien información, permitiendo además su monitorización remota en los CRC centrales.


Deja un Comentario