Adif licita contrato de señalización de la red convencional

Adif ha licitado el contrato para el mantenimiento preventivo, correctivo y obras auxiliares de las instalaciones de señalización de la Red Convencional por un importe máximo de 5.989.500 euros (IVA incluido)  y con un periodo de ejecución de seis meses.

 

El contrato se ha dividido por razones de homogeneidad geográfica y operativa en siete lotes, correspondientes a seis áreas geográficas (Centro, Noroeste, Sur, Este, Noreste y Norte), así como un lote que incluye la Red de Ancho Métrico. En conjunto, más de 12.800 kilómetros de vías férreas.

 

Las instalaciones de señalización son un elemento esencial para que la explotación ferroviaria se realice con todas las garantías de seguridad y regularidad, por lo que resulta fundamental mantenerlas en perfecto estado.

 

Adif cuenta con los recursos humanos y materiales necesarios para realizar este mantenimiento pero, ante la alta densidad de instalaciones en algunas zonas o la necesidad de realizar determinados trabajos puntuales, se recurre a la colaboración de empresas especializadas.

 

Las actividades de soporte a las instalaciones de señalización incluidas en este contrato contemplan:

–          Actividades preventivas. Se trata de tareas programadas destinadas a conservar la operatividad y disponibilidad de las instalaciones y el correcto estado de los elementos que las componen.

–          Intervenciones urgentes. De esta forma se cuenta con recursos de apoyo a Adif en incidencias con gran afectación al tráfico para reponer las instalaciones a su estado óptimo en el menor tiempo posible. Este soporte especializado debe garantizar su disponibilidad durante las 24 horas, todos los días del año, y compromisos de tiempo de llegada al lugar donde se solicita su presencia con los medios adecuados para realizar los trabajos.

–          Segundas intervenciones. Se practican cuando una vez realizadas las primeras intervenciones, en las que se resuelven las incidencias, se requieren nuevos trabajos para la reparación definitiva.

–          Actuaciones complementarias. Se trata de trabajos planificados que no están directamente relacionados con el mantenimiento preventivo, como la sustitución o rehabilitación de cables de señalización o de telecomunicaciones, la ampliación de canalizaciones, el pintado de estructuras metálicas o la rehabilitación de edificios técnicos.

 

Entre las instalaciones que pueden precisar estos servicios de soporte se encuentran: accionamientos de agujas, calefactores de agujas, señales luminosas, señales de fibra óptica, sistema ASFA, líneas aéreas, centros de transformación y seccionamiento, etc.

 

El presupuesto de cada uno de los siete lotes debe contemplar cuatro partidas (para los equipos de apoyo a las labores preventivas, una cuota mensual por disponibilidad, una partida para intervenciones urgentes, y una última partida para segundas intervenciones y actuaciones complementarias), cada una de ellas se pagará en función del uso que se haga durante el contrato, sin compromiso previo de gasto.


Deja un Comentario